Flute

Tensura

Escúchalo en:
  • Referencia

    R104
  • Formatos

    Digital, Vinilo
  • Fonograma

    Álbum

Grupo único en su especie

Tensura es una banda de Madrid formada el verano de 2019 por tres buenos amigos desde los tiempos de los seminales Berlinetta y Propulpo. Memorables proyectos con los que Jesús Barrios, Hugo Santos y Luis Ramos culebrearon por la escena subterránea. Ahora, quince años después, toda su trayectoria cristaliza y destella en esta nueva aventura.

Grabado con Javier Ortiz en Estudio Brazil y bautizado ‘Flute’ por su admiración al mítico sonido del Casio MT-110, este debut es una auténtica joya de rock angular e imaginista. Rock con estructuras y desarrollos sorprendentes, mediante el cual Jesús, Luis y Hugo demuestran haber pulido las aristas del post-hardcore que definió sus proyectos anteriores. Ahora el trío del sureste madrileño ostenta un lenguaje musical tan versátil -sofisticado incluso-, que la concisión y clarividencia de sus canciones les confiere el estatus de grupo único en su especie. Así que bienvenidos a ‘Flute’. A esa otra liga, la de las mejores (escasas) bandas de la escena alternativa donde cada directo es para enmarcar y donde discos como el que nos ocupa trascienden sin accesorios, estrictamente en lo musical. ‘Flute’ es una de esas obras que se van descubriendo poco a poco, disfrutándose y revelándose magistrales escucha tras escucha. Larga vida.

En palabras de Hugo -Normalmente nuestro proceso compositivo arranca con una idea de Jesús que vamos desarrollando entre los tres pero, según van pasando los ensayos, cada canción puede ir bifurcando hasta el infinito, en función de las ocurrencias que nos vengan a la cabeza… a menudo en las situaciones más insospechadas, como ir al supermercado, a la churrería o al dermatólogo (…). Hijos estrábicos del letrismo situacionista, en ‘Flute’ nos asaltan viejos traumas de la dieta. Asuntos ante los cuales probablemente sea mejor hacerse a un lado y renunciar. Como renunciamos consternados, impotentes, ante la deriva de destrucción ecológica en la que nos encontramos inmersos desde hace ya casi un siglo (Meteorito). Ahora, busquemos la equivocación (…) una oportunidad de la mano del racionalismo científico (No lo divulgue) porque vamos tarde y se podría dar alguna que otra situación incómoda… la eclosión del holocausto zombi justo cuando tienes la comida recién preparada, por ejemplo (y jode bastante), etc. Eso que viene hacia aquí es un misil.